Proceso en Bombay

(Crítica de Tribunal)

 

Desde puntos del planeta y cinematografías muy distantes, este año han llegado a nuestra cartelera dos cintas de juicios que comparten propósito y forma: tanto la francesa El juez, dirigida por Christian Vincent, como la india Tribunal, opera prima de Chaitanya Tamhane, pintan un fresco veraz de la justicia en sus respectivos países mediante funcionamientos afines, alejándose de las ficciones del género judicial. Es decir, las dos rehúyen los códigos que esperaría un espectador ante una de juicios. Son otra cosa. Ambas analizan al detalle la sustancia que compone la fase oral de un proceso, unos elementos como son el entorno donde tiene lugar, los actantes y las dinámicas de cotidianeidad en el contacto con las desgracias ajenas, hecho que obliga a los profesionales a graduar, según se sienta o según convenga, el blindaje emocional. Eso sí, coincidencias en las mecánicas aparte, difieren las finalidades: el relato europeo no cuestiona un aparato que más o menos funciona, mientras que el asiático deja a las claras y denuncia que el suyo directamente no lo hace.

Para su viaje a los tribunales de grado inferior en la ciudad de Bombay, Tamhane idea como objeto de estudio el caso de un cantautor acusado de subversión contra el equilibrio de la nación. La ridiculez de esta causa no puede ser mayor – una canción política como detonante del suicidio de un pocero que la escuchó -, y nuestro estupor crecerá cuando se vaya articulando la radiografía de un sistema lento hasta la exasperación, apenas garante para los derechos del acusado. La arbitrariedad y el absurdo se perpetúan día tras día, semana tras semana, mes tras mes. Los protocolos, las jerarquías, los mandatos de orden interno, las leyes escritas dos siglos atrás…, un sinfín de circunstancias construyen el laberinto. Dentro deambulan el acusado, el juez, la fiscal y el abogado defensor, los cuatro vértices a examen elegidos por el director. Los tres últimos tienen vida más allá de la sala y salen a vivirla una vez terminan la jornada laboral o durante los interminables periodos entre sesiones. La cámara se plantará delante, recogerá esos momentos.

Emanación y reflejo, cualquier análisis de un sistema judicial puede extenderse hacia el país al cual pertenece. Tribunal dibuja una estampa incomodísima de la India, concretamente del estado de Maharashtra (capital Bombay, casi cien millones sus pobladores) y la cultura marathi. Si bien durante ciertos momentos intuirá el espectador occidental que se le escapan matices y referencias, el realizador consigue explicar contemplando la manera en que se mantienen las posiciones seculares de poder. Exacto, las castas y el fuerte clasismo siguen pautando allí el orden social. Tal vez sea esa inmovilidad lo que quiere trasmitir la gramática simple de Tamhane, una insistencia por el estatismo en cada plano, solamente roto, sin mayor significado, en dos o tres ocasiones. Entre tanta parquedad sobresale un rasgo que pasa a ser definitorio: el consciente aprovechamiento de un scope que recoge gran amplitud de espacio y elementos dentro – personas, casas, puntos de fuga y rincones de clausura, vacíos-, reclamando así que esta tragedia bufa, pesadilla de justicia injusta, concierne a la colectividad.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Proceso en Bombay

  1. Hola, Santiago:

    Muy buen texto. No pude ver la película y supongo que me perdí uno de esos pequeños títulos realmente valiosos que, a lo largo de la temporada, pasan como un rayo por la cartelera. Siempre me ha gustado mucho tu capacidad para establecer lazos oportunos entre películas y aquí valoro esa introducción que relaciona “Tribunal” con “El juez” para, inmediatamente, marcar sus diferencias en el discurso.

    un abrazo,

    jordi

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s